Deporte y Coronavirus ¿Suspender actividades o no suspender actividades en la Ciudad de México?

Con esto que está de moda hablar y escribir sobre el Coronavirus, no deseo ser quien no ponga su granito de arena en este tema.

Sobre todo por la diversidad de puntos de vista respecto a la suspensión de eventos deportivos de gran magnitud e impacto mediático, o de gran relevancia por la calidad deportiva competitiva que tenemos – tendríamos en la Ciudad de México (CDMX). Desde eventos de deporte profesional, espectáculo, amateur, aficionado o simplemente de carácter lúdico – recreativo. Tenemos de todo en esta hermosa Ciudad de México, con una población total estimada hoy de más de 21 millones de habitantes, la Ciudad de México es actualmente la quinta megaurbe en el mundo, apenas por debajo de la metrópolis brasileña de Sao Paulo, de acuerdo con un informe de la Organizacion de las Naciones Unidas.

Pero no es únicamente la suspensión de los eventos deportivos, también es la suspensión de los entrenamientos en mucho de los casos, la suspensión de las escuela técnico deportivas, la suspensión de variadas actividades físico – socio – recreativas.

¿Es responsable suspender? Desde mi punto de vista si lo es. A menos que estemos en un proceso para competir en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Tokio, no existe justificación para no suspender.

Simplemente el deporte por más que sea apasionante, y/o sea la forma profesional y personal de sustento de muchas personas (me incluyo en este grupo), hoy no vale la pena que pierda la vida UNA sola persona por imprudencia al no suspender las actividades deportivas o vinculadas con el deporte.

Salvaguardar la vida es lo más importante. Si se puede salvar la vida de UNA sola persona y que esto implique la suspensión de toda actividad deportiva, que así sea. Se que el perder o no realizar un entrenamiento, ya no es recuperable, pero el riesgo de contagio del COVID 19 puede resultar más caro, el resultado final puede ser la muerte. Por eso algunos liderazgos desde el deporte público y desde el deporte privado hemos suspendido las actividades deportivas – físico – socio – recreativas en espacios cerrados y al aire libre.

No importa el nivel de calidad de competencia deportiva, no importa la cantidad de participantes y competidores, no importa la cantidad de espectadores, hoy todos estamos conscientes que lo más importante son las personas.

Hoy es preferible que realicemos una pausa en nuestro interesante y rebuscado deporte para beneficio de todos, a seguir practicando deporte y que no todos logren el día de mañana estar presentes, vivos y sanos con nosotros.

Estoy convencido que es lo más prudente que podemos hacer los que hoy somos responsables en tomar decisiones de esta índole.

El Deporte No Descansa, y puede parecer que está ocasión tendremos que descansar, pero no es así. Tenemos muchas alternativas para seguir realizando ejercicio físico planificado en casa. Tenemos mucho que leer y estudiar vinculado con nuestra pasión deportiva, y tenemos mucho por escribir en materia deportiva.

Sigamos adelante y no abandonemos nuestros trabajo como instructores, profesores, entrenadores, árbitros, espectadores, gestores, administradores, directivos, etcétera. Todavía tenemos mucho por leer, escribir, estudiar y aprender de este vasto mundo de la cultura física y en particular del deporte.

Seguiremos trabajando, estamos en descanso activo, porque EL DEPORTE NO DESCANSA.

Alfonso Geoffrey Recoder Renteral

Doctor en Ciencias de la Educación.
Doctorante en Educación Deportiva y Ciencias del Deporte. Doctorante en Administración y Política Pública. Maestro en Gestión de Entidades Deportivas. Maestro en Administración. Maestro en Ciencias de la Educación con especialidad en Gestión de Estudios Superiores. Maestrante en Ciencias del Deporte. Licenciado en Derecho.
Licenciado en Educación Física.

Next Post

SUFICIENTE NUNCA SERÁ SUFICIENTE

¿UN ASPECTO SOCIAL? Por Salvador Muñoz ¿La actividad física es una necesidad social “hoy en día” ?, Muy necesario para algunos y totalmente superfluo para otros, claro que hoy no es prioridad ante esta situación actual mundial. ¿Pero como no moverse?, ¿cómo dejar de hacer lo que el cuerpo sabe […]